El paraiso perdido

Portada
I. Cumplido, 1858 - 456 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

Puntuaciones de los usuarios

5 estrellas
4
4 estrellas
1
3 estrellas
0
2 estrellas
0
1 estrella
0

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

pene

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

EL PARAISO PERDIDO
El propósito central de el autor es mostrarnos el bien y el mal a través de la hermosa y cautivadora obra “El paraíso perdido”, John Milton realiza este poema narrativo que ahora
es uno de los clásicos de la literatura inglesa y muy difundido en la literatura universal y toma de punto de partida a Adán, Eva, Dios y Satanás que comparten créditos en un tema bíblico muy controversial “La caída de Adán y Eva”, cuando tentados por el diablo desobedecen a él todo poderoso y se hacen acreedores de la expulsación del paraíso perdiendo todos aquellos beneficios de los cuales gozaban.
El autor describe cada lugar cada momento, cada encuentro, no olvida detalle alguno, y abarca desde el destierro de Satanás del cielo, hasta la caída de Adán y Eva.
Nos hace notar el remordimiento de los humanos y la conciencia moral de la cual están dotados, eran tan ingenuos e ignorantes, y Satán tan malo con sed de venganza sin remordimientos se hace según él, justicia dañando a Dios indirectamente a través de él par de individuos obra nueva del creador.
Otro punto son los ángeles celestiales que aparecen en ocasiones y al finar constantemente, siempre tratando de guiar los pasos de los dos bienaventurados, ellos custodiaban las puertas del Edén, cada uno con una obligación diferente pero con el mismo fin.
En el inicio presenta y describe el infierno que mantiene a cautivos a Satán y las mas aterradoras criaturas malignas y soberbias representando el mal, la obscuridad, las tinieblas, lo más repugnante de la existencia dios los aleja por su desobediencia, por ser portadores de malas actitudes y las mas ruines acciones, siendo ellos el pecado mismo.
 

Páginas seleccionadas

Índice

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 465 - Dios; y les fueron dadas siete 'trompetas. 3 Y otro ángel vino, y se paró delante del altar, teniendo 'un incensario de oro; y le fué dado mucho incienso para que lo añadiese á "las oraciones de todos los santos sobre "el altar de oro que estaba delante del trono. 4 Y el humo del incienso subió de la mano del ángel delante de Dios, con las oraciones de los santos.

Información bibliográfica